fbpx

¿Cuáles son los impuestos de bienes raíces en Panamá?

En Panamá, los impuestos sobre bienes raíces o bienes inmuebles, se calculan de acuerdo con el valor del terreno, el valor de la construcción y las mejoras que se le hacen a la propiedad. Dichos impuestos, se aplican sobre cualquier tipo de propiedad, ya sean unifamiliares, multifamiliares, residenciales, condominios, o propiedades para usos comerciales o agrícolas. Y también para el valor de tasado de los terrenos, ya sean terrenos baldíos (de dominio público), residenciales, comerciales o agrícolas.

Antes de meternos en materia de cuales son los impuestos sobre los bienes raíces, hay que tener en cuenta si solo posees una propiedad o varias propiedades en Panamá:

  • Si eres dueño de una propiedad solo, sin importar el tiempo que pases en Panamá o el patrimonio que tengas fuera del país, en Panamá se considera esa propiedad como tu residencia principal.
  • Por otro lado, si posees varias propiedades en el país, todas serán gravadas con la tasa de inversionista (la veremos más abajo), menos la residencia principal.

También tenemos que contemplar que Panamá tiene un Impuesto Combinado Progresivo, el cual se redujo en la Ley 66 del 17 de Octubre de 2017, beneficiando así a los propietario y propietarios inversionistas en Panamá.

Hasta enero del 2019, una propiedad que estuviese valorada por debajo de los $30.000 estaba exenta de pagar impuestos sobre los bienes inmuebles. A partir de entonces, dicha cantidad aumento hasta los $120.000. Puesto que la mayoría de las propiedades del país, están valoradas por debajo de $120.000, la mayoría de los bienes raíces están exentos de pagar los impuestos sobre bienes raíces. Pero hay que tener en cuenta que esto solo es aplicable a la residencia principal.

Impuestos a la propiedad de residencia principal:

A continuación, veremos los impuestos sobre los bienes raíces que se aplican a las residencias principales:

  • $0 – $120.000 = exento de impuestos.
  • $120.001 – $700.000 = 0.5% de tasa de impuestos.
  • 700.000 dólares o más = tipo impositivo del 0,7%.

Impuestos Impositivos Sobre la Propiedad para Inversores:

Hay que tener en cuenta que esta tasa de inversionista se aplica a propiedades comerciales, industriales y a propiedades secundarias.

  • $0 – $30.000 = exento de impuestos.
  • $30.001 – $250.000 = tasa de impuestos del 0.6%.
  • $250.001 – $500.000 = 0.8% de tasa de impuestos.
  • $500.000 o más = tipo impositivo del 1,0%.

Impuestos de Venta, Transferencia y Plusvalía:

Hay muchos propietarios que no pagan los impuestos sobre los bienes inmuebles hasta que venden la propiedad, pero antes de vender la propiedad tiene que pagar cualquier impuesto no pagado hasta el momento.

En el momento de la compra, también deben pagarse los siguientes impuestos:

  • Impuesto sobre las ventas = 2% del precio de venta.
  • Impuesto de Transferencia de Título = 2% del valor registrado actualizado de la propiedad o del precio de venta, el que sea mayor. El valor actualizado es el valor registrado, más el 5% por año de propiedad.
  • Impuesto sobre la plusvalía = 3% del precio de venta o 10% de la ganancia, lo que sea menor.

Impuestos sobre los alquileres:

En caso de que alquiles tu propiedad, tendrás que pagar los siguientes impuestos que se gravan sobre los ingresos de los alquileres:

  • 0% – ingresos por alquiler hasta $11.000 /año.
  • 15% – ingresos por alquileres de $11.000 a $50.000 /año.
  • 25% – ingresos por alquileres de $50k – $200k/año.
  • 30% – ingresos por alquileres superiores a $200.000/año.
  • En caso de ser propietario de un hotel o condo-hotel, en una zona turística especial, puedes estar exento de pagar el impuesto sobre la renta durante 15 años.

También hay que tener presente en este caso, que en Panamá existen las siguientes deducciones a la hora de calcular los ingresos por un alquiler:

  • Impuestos municipales y nacionales.
  • Mantenimiento y reparaciones.
  • Gastos administrativos.
  • Depreciación de la propiedad.

Para concluir, en Panamá, hay dos tipos de impuestos sobre los bienes inmuebles: el impuesto anual sobre la propiedad (IBI) y, cuando se vende la propiedad, el impuesto sobre la transferencia de la propiedad (ITBI).

  • El impuesto anual de la propiedad (IBI) abarca el terreno, la construcción y todas las mejoras que se le realice a la propiedad, y grava anualmente la tendencia de un bien inmueble, en función de su valor registral.
  • El impuesto de transferencia de la propiedad (ITBI) es un impuesto que se tiene que pagar antes de la compra-venta de la propiedad y presentar el pago en la notaría en el momento de la firma. Grava la transacción de compra-venta, es decir, cuando pasa de un propietario a otro, y representa el 2% aplicado sobre el mayor entre valor registrado actualizado de la propiedad y el precio de venta. Es importante no olvidarse que no es único impuesto asociado a la venta de una propiedad, también está en impuesto de plusvalía mencionado con anterioridad.

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar